Invitación a la sesión Lluvia de Ideas sobre la creación del Museo Judío

news-1

Cuando en el año 2010 comencé a investigar sobre el legado judío en Zamora nunca imaginé que cinco años después estaríamos conversando sobre la posibilidad de un Museo en la ciudad. Dos congresos internacionales -un tercero en camino-, varias actividades públicas celebrando las tradiciones judías, una Ruta Sefardí – única de su tipo en el estado- y un creciente reconocimiento a la labor realizada son una realidad que hubiese sido imposible sin el apoyo de muchos zamoranos y zamoranas, incluidas las autoridades democráticamente elegidas.

La creación de un Museo Judío es el resultado natural de lo que especialistas y público local, nacional e internacional han confirmado con sus investigaciones e interés sostenido, es decir, el lugar importante de Zamora, ciudad y provincia, en el mapa de Sefarad, como los judíos llamaron a España y Portugal antes y después de 1492. El 3 de Julio, a las 20 hrs en la UNED, como colofón a nuestro congreso anual tendremos una sesión Lluvia de Ideas (Brainstorm) para explorar formas y modelos de abrir un Museo Judío en la ciudad de Zamora que sirva, además, a Castilla y León.

Hemos escogido este método porque pensamos que la cultura es un bien colectivo, cuya permanencia y renovación reside en las personas mismas que son también su vehículo principal. Queremos un Museo Judío en Zamora, pero lo buscaremos mediante un proceso participativo que ilustre las razones de una intervención cultural de este tipo. La cuestión para nosotros no es si existen o no evidencias materiales que informen el contenido para dicho Museo, lo cual, parafraseando al Quijote, está probado y reprobado, si no cómo podemos alcanzar el objetivo de honrar de manera permanente la memoria de nuestros antepasados hispanojudíos.

Como siempre ha sido característico del Centro Isaac Campantón, damos la bienvenida a las colaboraciones vengan de donde vengan, siempre y cuando respeten nuestra misión de investigar, preservar, comunicar y poner en valor la herencia judía de Zamora y por extensión de Castilla y León.

No nos oponemos a que surjan nuevas iniciativas, pero en el Centro Campantón, por principio, nuestros primeros accionistas son y siempre serán quienes nos acompañan desde el inicio sin importar su origen o nacionalidad.

No se nos puede olvidar que la experiencia de la expulsión dispersó a los judíos españoles y portugueses por el mundo entero por lo que hoy sus descendientes se encuentran en muchos lugares y no seremos nosotros quienes volvamos a cerrarles las puertas, especialmente si de ayudarnos a tener un Museo Judío se trata.

Jesús Jambrina, Zamora Sefardis