J. Lo ¿tiene descendencia judía? Descubre la historia de sus apellidos

news-1

Hay una gran expectación en Israel con la noticia de que Jennifer López podría llegar a Israel. Según varios informes, la diva latina ofrecerá un concierto este verano en el parque Hayarkon de Tel Aviv. Si J. Lo (así se conoce también a Jennifer López) da finalmente su concierto en Tel Aviv, sería la primera vez que lo haga en el Estado judío. Lo que es seguro es que para ella es más que una mera visita, sino como un “regreso a casa”.

Si bien la idea de que Jennifer López pudiera ser judía, o, por decirlo con mayor precisión, tuviera ascendencia judía, pudiese ser una novedad para muchos, incluyendo para la propia cantante, esta posibilidad no es tan improbable como parece.

Jennifer López nació en Nueva York, de padres puertorriqueños, Guadalupe Rodríguez y David López. Para cualquiera que estuviese familiarizado con la historia sefardí sabría que tanto los apellidos Rodríguez como López son dos de los nombres más conocidos para los descendientes de los judíos que fueron convertidos por la fuerza en España y Portugal.

A partir del Siglo XIV, cientos de miles de judíos de la Península Ibérica y de otros lugares se vieron obligados a convertirse mediante el ‘agua bendita’; judíos a los que la iglesia y el estado llamaban cristianos nuevos, mientras que muchos permanecieron siendo judíos de forma oculta, conservando su fe y tradiciones en secreto. Cualquiera que fuese sorprendido observando incluso la más mínima tradición judía podría ser encarcelado, torturado y quemado en la hoguera por la Inquisición.

Es comprensible que muchos de estos judíos que ocultaron su religión escaparan al Nuevo Mundo, las Américas, para tratar de alejarse lo máximo posible del reino inquisidor de España y Portugal.

Apellidos como el de López y Rodríguez son patronímico, lo que significa que el nombre propio designa ascendencia, filiación o linaje. Puede ser un apellido o bien una forma derivada del nombre del padre o ascendiente usada después del nombre de pila. A muchos de los judíos convertidos por la fuerza se les dieron apellidos de los “cristianos viejos” y sus nuevos apellidos representarían el nombre del patriarca de la familia, es decir, Rodríguez quiere decir “hijo de Rodrigo” y López quiere decir “hijo de Lopo”.

A veces familias enteras con el mismo nombre judío tomaron el nuevo apellido español. Algunos han sugerido que la familia Rodríguez (o Rodrigues en portugués) emigró como “la familia Gradis” de la Tierra de Israel en el momento de la insurrección de Bar Kojba (125 CE) y se instaló por primera vez en Portugal y más tarde en España.

Lo que sí sabemos es que muchos que llevan el nombre de Rodríguez y López fueron condenados como “judaizantes” secretos, que se aferraron a las prácticas judías en secreto, por la Inquisición, y ambos nombres aparecen docenas de veces en el Libro de Guilties, escrio por la Inquisición en España. Muchos judíos con ambos nombres fueron martirizados por la Inquisición española durante los siglos XVII y XVIII.

Varios famosos descendientes de judíos que se convirtieron a la fuerza llevaban estos nombres (Rodrigo y López), y ellos fueron acusados por la Inquisición portuguesa de practicar en secreto el judaísmo, y fueron obligados a salir del país y huyeron a Londres. López pasó a convertirse en médico en jefe de la reina Isabel I de Inglaterra desde 1581 hasta su ejecución, después de haber sido encontrado culpable de conspirar para envenenar a la reina, a pesar de que según los informes, nadie está seguro de su culpabilidad.

Aaron López, nacido como Duarte López, pertenecía a una familia que había profesado abiertamente el catolicismo, mientras que continuaban practicando el judaísmo en secreto. Él era un comerciante judío portugués y filántropo que se convirtió en la persona más rica en Newport, Rhode Island, en la América británica. En 1761, López demandó a la Colonia de Rhode Island optar a la ciudadanía, pero no tuvo éxito porque era judío. Luego se trasladó a Massachusetts, donde aplicó con éxito a la ciudadanía. Algunos historiadores creen que López fue el primer judío que se convirtió en ciudadano naturalizado de Massachusetts.

Estos son sólo dos de los muchos famosos judíos y de descendientes de judíos convertidos a la fuerza que llevan el nombre de López o de Rodriguez, ambos, aparecen en el árbol genealógico de este autor, y que data de muchos siglos.

Sin embargo, junto con el apellido que acabamos de analizar, hay otros indicios de una posible ascendencia judía de Jennifer López.

La presencia judía en Puerto Rico se remonta al siglo XV y al segundo viaje de Cristóbal Colón, cuando muchos judíos se establecieron en la isla con la esperanza de escapar de la vigilancia de la Inquisición española. Cada uno de los viajes de Colón a través del Atlántico fue atendido  en masa por los judíos que profesaban su religión a escondidas. Tenían la esperanza de que la distancia los mantendría seguros pero, por desgracia, una vez establecidas las colonias de España en el Nuevo Mundo, la Inquisición los persiguió. Estos judíos fueron obligados a huir de las ciudades y de los centros de poder.

De acuerdo con el proyecto National Geographic genograhic DNA realizado en el año 2014, el individuo puertorriqueño promedio tiene un 65% de ADN de Eurasia occidental (Mediterráneo, Norte de Europa y / o de Oriente Medio). Esto demuestra la fuerte posibilidad de ascendencia judía entre muchos de los costarricenses.

Obviamente, todas estas pruebas sobre la posible ascendencia judía de J. Lo son circunstanciales.

Sin embargo, sería imposible conocer el origen exacto de la Sra. López a no ser que se llevara a cabo un análisis de su ADN personal o una investigación genealógica.

Sin embargo, he utilizado la historia de Jennifer López para demostrar un punto mucho más importante que la mera especulación acerca de si forma o no parte de “la tribu”.

Estadísticamente, hay decenas de millones de hispanos, latinos y otros en América del Norte y América Latina y Europa que son, de hecho, descendientes de judíos convertidos a la fuerza, conocidos como Anusim, conversos o marranos despectivamente (que significa ‘cerdos’).

Los nombres López, Rodríguez, Pérez, Martínez, Pereira, Costa, Cardoza, y miles de otros nombres hispanos “típicos” podrían ser indicativos de origen judío, y páginas web como Name Your Roots están proporcionando pistas atractivas sobre esta ascendencia y sobre la forma de llevar a cabo más y mejores investigaciones.

Muchos otros están empezando a entender sus orígenes, como resultado de los avances en los campos de la genealogía y el ADN, o simplemente a través de encuentros casuales o simples búsquedas de Google, donde encuentran que sus inusuales costumbres familiares o distintos dialectos del español son de origen judío.

Un gran número de estas personas están buscando reunirse con el tejido social judío o ayudar a causas judías en una variedad de formas.

Son millones nuestros hermanos y hermanas que se “han perdido” hace mucho tiempo y que están buscando volver a conectarse con el pueblo judío, y al reconectarse nos están ayudando a facilitar esta reconexión de acuerdo con sus deseos y metas individuales. De acuerdo con la ley judía aquellos que desean volver al camino judío, las autoridades deberían permitir e incluso animar a hacerlo. Algunos como el rabino Aharon Soloveichik fue aún más lejos y dijo que deben ser tratados como judíos completos .

En cualquier caso, el principio del siglo XXI presenta oportunidades sin precedentes para volver a conectar a nuestra gente de una manera simplemente imposible e incluso impensable en las generaciones anteriores.

Al reconectarse estamos ayudando a miles de personas que buscan volver a su ancestro camino, incluso si es sólo para aprender más acerca de su ascendencia. Si Jennifer López tiene un interés en saber más acerca de cualquier posible ascendencia judía, podemos ayudarla también.

Escrito por Ashley Perry – Publicado en The Times of Israel

Ashley Perry (Perez) es el Presidente de Reconectar y Director General de Knesset Caucus for the Reconnection with the Descendants of Spanish and Portuguese Communities. Fue asesor de Ministro de Asuntos Exteriores de Israel, desde abril de 2009 hasta enero de 2015. También ha trabajado con varios otros ministros del gobierno, miembros del Knesset y muchas de las principales organizaciones judías, sionista y de Hasbará.

Ashley Perry, Unidos Con Israels