Un enlace de lo más inusual hecho en belmonte, portugal

news-1

Una aristócrata romana una vez le preguntó al rabino Yosi Ben Jalafta, uno de los sabios más importantes de la Mishná, una pregunta provocativa.

“¿En cuántos días creó D’ios el mundo?”, le preguntó.

“En seis”, respondió.

“¿Y qué ha estado haciendo D’ios desde entonces?”, preguntó.

“Enlazando parejas para el matrimonio”, respondió Rabí Yosi.

“¿Eso es todo?”, dijo al rabino Yosi, con desdén. “Incluso yo puedo hacer eso. Puedo hacerlos todos en un momento”.

La historia continúa en Bereshit Rabá (68: 4), diciendo que esa noche, las mujeres romanas procedieron a emparejar a mil de sus esclavos varones con un millar de sus esclavas. Pero por la mañana, un esclavo tenía un golpe en la cabeza, otro había perdido un ojo, mientras que un tercero venía cojeando a causa de una fractura en la pierna.

Rabí Yosi había predicho con exactitud ese resultado. “Puede parecer fácil para ti”, dijo a la mujer de la nobleza romana, “pero para D’ios es tan difícil como la división del Mar Rojo”.
D’ios debe haber estado viendo el último Shabatón que se llevó a cabo en Belmonte, Portugal, porque cuando se hizo, surgió un enlace muy improbable.

El Shabatón de mediados de mayo encontró al emisario de Shavei Israel en Portugal, el Rabino Elisha Salas, hospedando 120 judíos jasídicos de Nueva York en el nuevo Hotel kosher Har Sinai. Rabí Israel Najum de Safed organizó la expedición que el rabino Salas denominó “una extraordinaria y única experiencia en Portugal”.

Así debe ser el modo que se sienten Chunie Reinhold y Ruth Rodrigo.

Chunie, de 29 años, fue uno de los jasidim que visitó Belmonte; Ruth, de 22 años, es una judía local de Belmonte que vino a proporcionar la hospitalidad portuguesa. Ambos hablaron… y hablaron en el transcurso del fin de semana.

Chunie voló de regreso a Nueva York con el grupo, pero sabía que estaba enamorado. Una semana más tarde, regresó a Belmonte y después de unos días más, propuso matrimonio a Ruth. Su familia luego voló desde Nueva York para reunirse con Ruth y los suyos.

La boda se llevará a cabo en septiembre en Nueva York. Ruth se trasladará a los EE.UU. para estar con su nuevo marido.

Los enlaces entre parejas de distinto origen ocurren todo el tiempo. ¿Por qué es éste tan inusual? Debido a que ellos no hablan el mismo idioma. Chunie no sabe portugués y Ruth no entiende el inglés.

Durante la semana en que los dos estaban juntos antes de que se comprometieron, ¡se comunicaban usando el traductor de Google en sus teléfonos inteligentes!

Es un chiste moderno del Internet que cuando se necesita una respuesta rápida a una pregunta de la Ley Judía, basta consultar al Rabino Google. Pero en Belmonte, D’ios parece haber jugado un papel más práctico, en este romántico ejemplo de espiritual optimación del motor de búsqueda.

Cuando la mujer romana descubrió hace 2.000 años lo difícil que es hacer un buen enlace, llamó de nuevo al rabino Yosi. “Vuestro D’ios es único y vuestra Torá es verdad, agradable y digna de elogio”, dijo ella. “Has hablado sabiamente.”

¡Mazal tov a Chunie y Ruth!

Shavei Israels