De San Pablo a Beer Sheba: Rajel redescubre su judaĆ­smo

news-1

“Mi esperanza es que todos los judíos Bnei anusim retornen a Hashem y vengan todos a vivir aquí en Israel” dice Rajel (Isabel) Souza Lima, de 39 años, y nos cuenta la historia de cómo regresó al judaísmo de sus ancestros, desde su Brasil natal hasta la tierra de Israel, donde vive hoy junto con su esposo e hijos.

Oriunda de Lucélia (San Pablo), Rajel, viuda y madre de 4, recuerda que le bastó un primer encuentro con el rabino que la acompañaría en el Brasil, para caer en la cuenta de sus raíces judías: costumbres y tradiciones transmitidas de padre a hijo, como ser en la kashrut de los alimentos y en la pureza familiar.

“Comencé a observar, claro que todavía no como judía, pero no trabajaba, y hacía una reflexión especial, rezábamos y cantábamos músicas religiosas, y nos alegrábamos mucho”. En esos primeros tiempos cumplir las mitzvot le acarreaba gran dificultad, explica Rajel con mezcla de nostalgia y picardía.

Ya llegados a Israel, en 2014,  ella y tres de sus hijos estudiaron durante un año y medio en el instituto Majón Miriam de Shavei Israel y completaron el proceso de conversión, reintegrándose en pleno al pueblo de Israel: “Al profundizar más en la halajá, descubrimos más costumbres y leyes que eran cumplidas por nuestra familia”.

Ante nuestra consulta Rajel no duda en contestar que lo que verdaderamente la apasiona en su vida es todo lo referente al pueblo judío, la Torá y poder vivir aquí en la tierra de Israel.  El mismo recorrido hacia una identidad judía plena aparecía a su vez como regreso y resignificación del mundo de sus antepasados, que durante cinco siglos, y casi siempre en la clandestinidad, preservaron la llama de su judaísmo.

Pero otra gran alegría le esperaba a Rajel: a través de una amiga en común conoció a quién sería su esposo: “Él es de Brasil, también un Ben Anús, también descubrió recientemente sus raíces judaicas”.

Rajel y Meir se casaron en Julio en Israel, en una ceremonia religiosa que contó con amigos y familiares, y decidieron mudarse al Sur para vivir en Beer Sheba, que los atrajo por las posibilidades de trabajo y su bajo costo de vida.

Cuando le preguntamos que representa Shavei Israel para ella, Rajel responde, “Shavei Israel es mi mundo entero, ellos me tomaron bajo sus alas y me ayudaron a navegar en todo el proceso”.

Hoy por hoy Rajel ansía poder completar, el proceso de aliá, al tiempo que cuenta, ya tras dos años de vivir en Israel, que todo lo que han vivido aquí ha sido muy gratificante e inmensamente satisfactorio. “¡Aquí tenemos todo lo que necesitamos para cumplir las mitzvot!”, nos dice.

¡Mazal Tov, Familia Souza Lima!

Iehuda Katz, Shavei Israels