Después de casi cuatro siglos de opresión y temor, Gustavo regresa al pueblo judío

news-1

Hace 375 años, los antepasados ​​de Gustavo Ramírez-Calderón fueron juzgados por las Inquisicion española y portuguesa por judaizar (mantener en secreto las tradiciones judías).

La familia de Gustavo desciende a través de la línea materna directamente de María Pereira Cardoso de la familia Álvarez de Pereira de Portugal que fue juzgada en Valladolid España en 1640 y Ramírez Goncalvez de Roiz Maior quienes fueron juzgados por la Inquisición de Mogadauro, Braganza y Trancoso de 1640 a 1660.

Sin embargo, esta ascendencia secreta sólo se reveló hace unos años. 

Gustavo nos cuenta la historia: "Mi bisabuela María le dijo a mi madre en 1978 que veníamos de judíos. Esto sucedió poco antes de que mi hermano menor naciera en noviembre de ese año. A partir de ahí comenzamos nuestra investigación. 

Al principio fue muy difícil. Mi bisabuela María nació en 1888 y estaba muy cerca de cumplir los 100 años, vivió hasta 1992 y todavía tenía mucho miedo de decir esto, no olvide que la inquisición duró hasta 1821, lo que significa que todavía existía en la vida de sus abuelos y padres. 

Buscamos ayuda de los historiadores que se burlaban de nosotros diciendo que tal cosa nunca podría suceder. Comenzamos con algunos registros de la iglesia y poco a poco estábamos reconstruyendo nuestras raíces, sin embargo no fue hasta que los registros fueron digitalizados que pudimos avanzar. 

Mi madre, mi abuela y mi bisabuela habían fallecido en 1997, así que continué solo. Revisé los registros de muertes, nacimientos y matrimonios, así como los registros de notarios hasta el año 1605. Luego recibí ayuda de Genie Milgrom con quien tengo un antepasado común, Ramírez González de Roiz Maior. Pude mejorar mi método de búsqueda hasta encontrar los registros de la familia Álvarez de Pereira en los archivos de Torre do Tombo en Portugal y en algunos archivos digitalizados de España como el acto de reconciliación de Nuno Alvarez de Pereira que era tío de María, mi bisabuela 15 veces. 

Finalmente, después de un trabajo laborioso uniendo los puntos casi intratables, Gustavo encontró su línea materna ininterrumpida y regresó al pueblo judío en una ceremonia presidida por los rabinos Balter de Beersheva, Israel, Feiguin (maestro de Gustavo) y Kraselnik de Panamá.

Gustavo Ramirez-Calderons